martes, 13 de mayo de 2008

Fin de Feria: Llagostera

snif

Bueno, alguna vez nos iba a tocar. No todo iba a ser tiempo espléndido y clima a pedir de boca.

Nos tocó lluvia, mucha lluvia. Valientes que somos montamos nuestra parada a pesar de que el panorama no era propicio. Otros feriantes, seguramente más experimentados, vieron el panorama y ni bajaron sus cosas. La feria quedó entonces medio triste, medio vacía, casi en las afueras del pueblo pero cerca de las atracciones que abrirían a eso de las cinco de la tarde, atrayendo a visitantes que se interesarían por nuestra pequeña feria. Pero a eso de las cinco la lluvia dió un primer aviso de lo que luego confirmó ser un aguacero de padre y señor nuestro.

Por suerte estábamos preparados y protegidos contra las inclemencias, toldo impermeable, posibilidad de cerrar la carpa, etc.


Sin más que hacer, y con la frustración lógica, desmontamos y bajo la lluvia nos retiramos. Pocos valientes quedaron a ver qué pasaba; no fué nuestro caso.

Nos quedamos con un regusto amargo; al menos aprovechamos para dar una vuelta por el pueblo y obtuvimos algunas imágenes.



Nos vemos la semana que viene en Manlleu, a ver si esta vez el tiempo acompaña un poco!

1 comentario:

José. La edad? Como dijo el gran político socialista argentino Alfredo Palacios: "la que ejerzo" dijo...

Me gustó la "cobertura" informativa de este -espero que circunstancial- fracaso comercial. No todo tienen que ser éxitos arrolladores. El camino presenta escollos y haya que saber sortearlos con buen humor y esperanza en el futuro. Suerte para Manlleu, aunque... los pronósticos meteorológicos...hummm. de todos modos, suerte!!!